México puede ganarle a EU la disputa sobre el atún

México puede ganarle a EU la disputa sobre el atún

México cumple con los más altos estándares internaciones para la protección de los delfines, por lo que existen elementos para que en un plazo de aproximadamente seis meses, la Organización Mundial de Comercio (OMC) le dé la razón al país en su disputa comercial con Estados Unidos por la venta del atún mexicano.

Según Francisco de Rosenzweig, exsubsecretario de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía (SE), en una revista otorgada al portal MANUFACTURA, debido a los argumentos de México, la OMC debe reconocer que las medidas adoptadas por Estados Unidos son “insuficientes” respecto al problema del etiquetado del atún “Dolphin safe” (Delfín a salvo).

La semana pasada, la OMC emitió una resolución en la que sostuvo que los cambios hechos en 2016 a las reglas estadounidenses sobre el etiquetado del atún no discriminan al producto mexicano, lo que debilita el derecho de México para aplicar sanciones.

La SE avisó que apelará la resolución de dicho organismo internacional, con el argumento de que la regulación estadounidense sí discrimina al pescado mexicano, después de los cambios hechos en marzo de 2016.

De Rosenzweig dejó en claro que la resolución de la OMC no se trata de un fallo, sino de una notificación que recibió de Estados Unidos sobre las modificaciones realizadas en su regulación a partir de la resolución emitida hace dos años en favor de México.

EU sigue sin cumplir

Aquella resolución estableció que nuestro país cumple con todas disposiciones, tanto nacionales como internacionales, para garantizar la captura de atún de manera sustentable y sin afectar a los delfines, por lo que Estados Unidos debía hacer las modificaciones pertinentes en nueve meses.

Sin embargo, el país vecino no cumplió porque el pescado mexicano sigue sin entrar a ese mercado, de ahí que el gobierno mexicano solicitó la suspensión de beneficios, explicó De Rosenzweig, actualmente socio de la División de Energía, Infraestructura y Proyectos de White & Chase.

“Lo que Estados Unidos debe hacer es informar sobre las medidas que hizo para dar cumplimiento a la OMC, mas no es un fallo a favor de ese país ni que este fallo haya quedado rebasado”, argumentó.

“Mientras la situación no quede resuelta, México seguirá apelando el fallo de hace dos años para que le dé la razón”, insistió Rosenzweig, al considerar que este nuevo proceso jurídico puede llevar hasta seis meses al resolverse en condiciones ordinarias.

El atún y el TLCAN son cosas aparte

El ex funcionario recordó que las pérdidas económicas ascienden a más de 430 millones dólares (mdd) anuales para el sector atunero, cuando nuestro país solicitó la suspensión de beneficios hace dos años.

En fechas recientes, la industria atunera mexicana de la Alianza del Pacífico por el Atún Sustentable (PAST) recibió la certificación de la organización internacional Marine Stewardship Council (MSC) por aplicar prácticas de pesca responsable y sustentable.

Al ser considerada como el máximo reconocimiento ambiental en su tipo a nivel mundial, De Rosenzweig consideró que esta certificación favorece el cumplimiento cabal de México con las disposiciones y las mejores prácticas internacionales en dicha materia.

Sobre el hecho de que esta impugnación se presente en el contexto de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el exfuncionario respondió que se trata de temas diferentes y que de ninguna manera, deben vincularse.

“Son temas que corren por carriles separados y no tiene por qué haber una mezcla o una asociación a una negociación de un tratado de libre comercio, que es un proceso mucho más amplio y que integra a tres países, con un tema bilateral y un producto que requiere la intervención de la OMC”, concluyó.

volver arriba

Hay 60 invitados y ningún miembro en línea